martes, 15 de agosto de 2017

A VECES MÁS DE LO MISMO no es una suma sino una RESTA






Nuevo día!!! ALEHOP!!!
Que ganas tenía de escribiros!!

 
Ayer intentaba quitarme el esmalte de uñas, y mira que yo era de esas que decía que nunca me las iba a pintar, pero bueno eso de "nunca digas de esa agua no beberé" me hará reflexionar sobre otro tema, sonrío. El hecho es que aunque insistía con el algodón una y otra vez, ... no  conseguía eliminarlo. De pronto me paro  ... como lo iba a conseguir si el algodón lo había impregnado del agua micelar para la cara?  Sonrío . El producto era muy bueno pero  aunque hubiera seguido insistiendo una y mil veces,  no hubiera conseguido más de lo que ya había conseguido, por lo que fue tan fácil de solucionar como cambiar de líquido. Sonrío.
 
Esta anécdota de "andar por casa", me hizo pensar en algo que puede suceder cuando nos empeñamos en aplicar a nuestra vida unas ideas, unos métodos, un sistema, unas creencias ... que no son los adecuados para conseguir los resultados que buscamos.

Pienso que cuando repetimos insistentemente algo y ese algo no nos acerca a lo que deseamos, es el momento de olvidarnos de nuestra perseverancia y de ese "más de lo mismo", para buscar otras formas de llegar a conseguir aquello por lo que tanto empeño hemos puesto . No olvidemos ese dicho de que "rectificar es de sabios". Sonrío